','');}?>

Cuando se trata de la seguridad de las personas mayores en casa, es crucial ser proactivo y tomar medidas preventivas. Con el envejecimiento, muchos adultos mayores pueden experimentar una disminución de la movilidad y un aumento del riesgo de caídas y accidentes. La creación de espacios seguros dentro del hogar puede marcar una gran diferencia en su bienestar diario y su independencia.

Este artículo proporcionará consejos valiosos sobre cómo identificar y eliminar riesgos, diseñar adecuadamente los espacios para facilitar la movilidad y las medidas de seguridad específicas que se pueden implementar en áreas críticas como los baños y las cocinas.

Identificar y eliminar riesgos de caídas en el hogar

Las caídas son una de las principales causas de lesiones entre las personas mayores, y su hogar puede albergar varios riesgos que podrían provocarlas. Identificar y eliminar estos riesgos es el primer paso para crear un espacio seguro.

  • Eliminación de obstáculos: Retire cualquier objeto que pueda ser un obstáculo en las áreas de paso, como cables sueltos, muebles pequeños, alfombras y otros objetos que puedan provocar tropiezos.
  • Iluminación adecuada: Asegúrese de que todas las áreas de la casa estén bien iluminadas, especialmente durante la noche. Considere la instalación de luces nocturnas en los pasillos y en el camino al baño.
  • Mantenimiento de pisos y superficies: Mantenga los pisos limpios y sin derrames. Utilice cintas antideslizantes en áreas que puedan volverse resbaladizas, como las escaleras y los pisos de baldosas.
  • Sistemas de soporte: Instale barandillas y pasamanos en áreas donde la persona mayor puede necesitar apoyo adicional, como escaleras, pasillos y baños.

Es importante recordar que cada hogar es diferente y puede tener sus propios riesgos únicos. Por lo tanto, es crucial evaluar minuciosamente todos los espacios y hacer los ajustes necesarios para garantizar la seguridad.

Adecuar espacios para facilitar la movilidad

Además de eliminar los riesgos de caídas, es importante adaptar el hogar para facilitar la movilidad de las personas mayores. Los cambios que promueven la facilidad de movimiento pueden tener un impacto significativo en su independencia y calidad de vida.

  • Distribución del mobiliario: Organice los muebles de manera que se facilite un camino claro y amplio para moverse, especialmente si la persona mayor utiliza un andador o una silla de ruedas.
  • Altura de muebles y enseres: Asegúrese de que los objetos cotidianos estén al alcance de la mano. Considere la posibilidad de ajustar la altura de la cama, los asientos y las superficies de trabajo para evitar que se estiren o se agachen.
  • Accesibilidad a objetos esenciales: Mantenga los objetos usados con frecuencia en áreas de fácil acceso. Esto puede incluir utensilios de cocina, medicamentos, controles remotos, y más.
  • Adaptaciones específicas: Dependiendo de las necesidades de la persona mayor, puede ser necesario hacer adaptaciones más específicas, como la instalación de una silla de escaleras o la adaptación de puertas para permitir el paso de una silla de ruedas.

Estos cambios pueden parecer pequeños, pero pueden marcar una gran diferencia en la autonomía diaria de una persona mayor y su sensación de seguridad en su propio hogar.

Medidas de seguridad en baños y cocinas 

Los baños y las cocinas son áreas del hogar donde se producen muchos accidentes. Por lo tanto, necesitan atención especial para garantizar la seguridad de las personas mayores.

Baños:

  • Instale barras de apoyo en la ducha o la bañera y junto al inodoro.
  • Use esteras antideslizantes en la ducha o la bañera.
  • Considere la instalación de una ducha a ras de suelo sin bordes para facilitar el acceso.
  • Asegúrese de que hay una buena iluminación y un interruptor de luz de fácil acceso.

Cocinas:

  • Asegúrese de que los electrodomésticos estén al nivel de la cintura para evitar la necesidad de agacharse o estirarse.
  • Organice los utensilios de cocina y los alimentos de manera que sean fácilmente accesibles.
  • Mantenga los bordes de las encimeras libres de objetos punzantes.
  • Instale detectores de humo para prevenir incidentes relacionados con el fuego y quemaduras.

La implementación de estas medidas de seguridad puede ayudar a las personas mayores a realizar sus actividades diarias con confianza y sin miedo a sufrir accidentes en casa.

 

Descubre como podemos ayudarte a crear hogares seguros para personas mayores con Ayuda a Domicilio en Burgos en este enlace.