','');}?>
Cómo evitar caídas en las personas mayores

Cómo evitar caídas en las personas mayores

Las caídas son, con toda probabilidad el accidente más común, entre las personas mayores. Cada año, miles de adultos mayores se caen y se lastiman. Se considera una de las principales causas de lesiones y pérdida de independencia en personas de 65 años o más.  

Motivos que provocan las caídas en personas mayores

Los motivos o razones pueden ser por causas diversas.  Aunque, de forma mayoritaria, se debe a una combinación de varias de esas causas, ya que en una caída interviene tanto la situación física del anciano como otros agentes externos. 

Las razones por la situación física de la persona mayor pueden ser múltiples.  Pueden perder el equilibrio al bajar de una acera. O pueden caer después de marearse a causa de tomar medicamentos. Algunas caídas pueden estar relacionadas con los efectos del envejecimiento, tales como debilidad muscular o reflejos retardados. O las caídas pueden estar relacionadas con los resultados de un ataque cerebral.

En cuanto a los agentes externos la diversidad también es extensa. Las razones pueden ser la situación de los suelos.  La existencia de objetos: cables, cajas, pequeños muebles… Cuando se limpian los suelos, pueden quedar resbaladizos, lo que también origina algunas caídas.

En Ayuda a Domicilio en Burgos consideramos que una de las primeras tareas que se debe tener en consideración es asegurar que en el domicilio de la persona hay a su alcance todos los objetos necesarios que puedan ayudar a prevenir las caídas. 

A pesar de ello, recomendamos que el anciano esté acompaña en todo momento para evitar cualquier caída innecesaria, En ayuda a domicilio en Burgos contamos con un servicio de cuidadores a domicilio.  

 

Cómo evitar las caídas

  • Cuidarse
    • En estas edades es fundamental mantener  los huesos fuertes. Para ello hay que tener un control de la vitamina  D y calcio.
    •  Se deben hacer revisiones a la vista y la audición cada año o cada vez que note un cambio. Si se tiene problemas para ver y oír, podría ser una causa de no evitar los objetos que hacen  perder el equilibrio.
    •  También es fundamental un correcto cuidado de los pies. Evitar las llagas que no sana y usar zapatos que no sean sueltos. 
    • Evitar levantarse bruscamente si se tiene propensión a pérdidas de equilibrio. Si de normal se pierde el equilibrio o se marea puede ser por una enfermedad y es mejor acudir al médico. 
    • En épocas de mucho calor, como las actuales, beber mucha agua. 
  • Tomar medidas adicionales.
    • Si la persona mayor vive sola debe contar con un dispositivo de alerta para solicitar ayuda en caso de que se caiga y no pueda levantarse. O  que lleve consigo un teléfono inalámbrico o celular de habitación a habitación. 
    • Aprender a levantarse en caídas. Se puede consultar con un  fisioterapeuta para que le ayude.
    • Aprender a mantener el equilibrio. Se deben hacer ejercicios de fuerza y equilibrio. Practicar estos cada día puede ayudarle a permanecer activo e independiente.
    • Asegurar que el andador o un bastón, asegúrese de que esté ajustado a su medida. Si usa un bastón, reemplace la punta de goma cuando esta se gasta.
  • Conocer los medicamentos que se toman.
    • Conocer los efectos secundarios de los medicamentos que toma. Preguntar a un médico si los medicamentos que toma pueden afectar su equilibrio. Por ejemplo, las pastillas para dormir y algunos medicamentos para la ansiedad pueden afectar su equilibrio.
    • Si se toman más de dos medicamentos, preguntar cómo actúan de forma conjunta. Las mezclas pueden causar  mareos o somnolencia. Cualquiera de estos pueden ocasionar una caída.
  • Hacer un hogar más seguro.
    • Quitar o reparar todo aquello con lo que se podría tropezar, como umbrales elevados, alfombrillas o alfombras sueltas.
    • Despejar caminos de cables eléctricos y obstáculos.
    • Limpiar con productos antideslizantes y que sequen de inmediato cualquier derrame que se produzca.
    • Mantener la casa bien iluminada.
    • Poner todo lo necesario al alcance de la mano para evitar el uso de escaleras.
    • Instalar  tapetes antideslizantes dentro de la ducha  y poner una silla de ducha.
¿Qué es el PIA?

¿Qué es el PIA?

En nuestra vida nos encontramos con situaciones difíciles que requieren de una ayuda externa. Esta situación se vuelve aún peor cuando hablamos de personas mayores dependientes o con discapacidad. El PIA se trata de una solución que permite acceder a determinados servicios según sus necesidades.

El PIA o Programa Individual de Atención es un proceso burocrático que se realiza con la finalidad de revisar el grado de dependencia de una persona o cambiar las prestaciones que se le proporcionan. El informe debe ser redactado por los trabajadores sociales tras conocer y valorar los cambios en la psique, el físico, la situación sanitaria y los factores económico-sociales, el trabajador social indicará cuál es la prestación más adecuada para la persona solicitante. Si se encuentra en esta situación puede que también necesite la ayuda de expertos cuidadores a domicilio en Burgos su día a día.

Cual es el proceso para obtener el PIA

Para hacer el PIA efectivo hay que realizar un proceso que incluye una serie de fases que se van a explicar ahora:.

  • Solicitud y valoración. La solicitud puede ser realizada por las personas que se encuentran afectadas por algún grado de dependencia o aquellas que sean representantes de las mismas. Además, deben cumplir lo siguiente:
    • Ser Español tanto de origen como residencia.
    • Ser extranjero que reside legalmente en España
    • Menores de edad: que pueden ser españoles o extranjeros/as menores de 18 años. Aquellos que tengan menos de 5 años el estatus legal de residencia se le exigirá a la persona que tenga la guarda y custodia.

Una vez que se recibe la solicitud, es necesario hacer una valoración en el domicilio del solicitante o en su lugar de residencia. La tiene que llevar a cabo un equipo de valoración o un trabajador social. En ella se incluye revisar la información exigida.

  • Elaboración y aceptación del denominado Plan de Atención Individualizado (PIA). El PIA establece, como ya se ha comentado desde el inicio, las diferentes modalidades de intervención que mejor se adecuen a la situación de dependencia del solicitante. En el informe se establecen las prestaciones más adecuadas para el beneficiario. Para ello se deben tener en consideración tanto el cambio físico como las situación económica y social que la persona tenga en ese momento determinado. Además, se tienen en consideración otros aspectos en base a los criterios de los profesionales implicados, la situación familiar de la persona y una valoración concreta por parte del trabajador social del municipio de residencia del beneficiario.

Las personas que se encargan de hacer el informe pueden ser las mismas del equipo de valoración u otros profesionales. Todo ello depende de la Comunidad Autónoma en cuestión. Para la elaboración del documento se tendrá en cuenta toda la información del solicitante y de su entorno el cual se refleja en los informes que se presenten por el equipo de valoración.

La oferta del PIA, además, se debe tener en consideración los recursos del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), tanto públicos como concertados, dependiendo de la zona geográfica. Por lo tanto, se hace una propuesta personalizada según los recursos disponibles. Se suelen incluir varias opciones y prestaciones simultáneas para que la persona dependiente pueda elegir cuál es la más adecuada a su situación.

Una vez se ha realizado todo esto,  se pasa al momento de la aceptación. En caso de disconformidad, se puede alegar la solicitud de otra prestación o prestaciones que se ajusten mejor.

Si la persona no está conforme se realiza un análisis correspondiente por la delegación administrativa, se emite una resolución firmada determinando la prestación o prestaciones definitivas para el beneficiario.

Causas de modificación del PIA

El PIA no es inamovible, sino que como la vida, las circunstancias pueden cambiar y hay la posibilidad de revisarlo o modificarlo una vez haya pasado el tiempo. 

Las causas que pueden llevar tanto a la modificación o revisión del PIA pueden ser por tres razones:

  • Revisiones de oficio por parte de las consejerías responsables
  • Revisión o modificación del grado de dependencia a instancia del interesado o sus representantes legales
  • Traslado del domicilio de la persona dependiente a otra comunidad autónoma

Resolución insatisfactoria

Si se recibe la resolución del PIA y no se está de acuerdo con la resolución se puede hacer un recurso al alza durante el periodo de un mes. Durante el periodo, si mantendrá la resolución anteriormente recibida (si se tuviera)

Cómo podría afectar la soledad a las personas mayores

Cómo podría afectar la soledad a las personas mayores

La soledad en la vejez es uno de los problemas más comunes que podemos encontrar actualmente. Esta enfermedad llega a afectar a muchos ancianos a partir de los 80 años. Con el tiempo la perdida de refuerzos sociales y familiares pueden acabar en un aislamiento de la persona mayor.

Una falta de contacto con otras personas puede desencadenar en una depresión o en un deterioro cognitivo. Siendo la causa de muertes prematuras en ancianos. Ser consciente de cómo puede afectar la soledad a tu familiar te ayudará a prevenir este tipo de enfermedades.

Efectos de la soledad en la vejez

La soledad en personas mayores no solo les afectará mentalmente, sino que pueden desarrollar diferentes patologías. Según estudios, las personas que se sienten solas, segregan una hormona llamada cortisol (la hormona del estrés). Esta hormona eleva la presión arterial. Puede causar insomnio y aumentar los síntomas de la depresión.

Debido a los problemas que provoca la soledad, no solo mentales y emocionales sino también de salud, hace a los ancianos ser más vulnerables a la aparición de ciertas patologías. Lo que hará que la calidad de vida de esa persona baje por el riesgo de contraer diferentes enfermedades.

Si hablamos de cómo influye emocionalmente la soledad en el anciano, no es menos preocupante que las enfermedades. La soledad contribuye a que la persona mayor pierda las ganas de relacionarse, interactuar con su entorno e incluso de entretenerse. La tristeza hará que la persona se aísle cada vez más de la sociedad.

Algunas de las enfermedades que pueden darse en la vejez a causa de la soledad son:

  • Hipertensión
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Pérdida de la audición
  • Demencia
  • Depresión

Con esto puedes convencerte del gran factor de riesgo que presenta la soledad en un anciano. La importancia de tomar acción y buscar medidas para combatirla.

Como Gestionar la Soledad en ancianos

Cuando se trata de personas mayores, combatir la soledad no es solo trabajo del que la padece, deben intervenir en estos casos familiares o su entorno social. Es por eso que deberíamos conocer la situación de estas personas y ayudarlas, evitando que los síntomas empeoren. La compañía es lo más importante en estos casos. Si las personas de la tercera edad se sientan queridas, apoyadas y útiles su calidad de vida mejorará considerablemente.

Puedes realizar algunas acciones para prevenir la soledad en los mayores:

  • Cuidar su aspecto físico: esto esta directamente relacionado con su autoestima. Ayudará al anciano a sentirse mejor con sigo mismo. Las personas mayores deben comer bien y tener un aspecto cuidado.
  • Pasa tiempo con ellos: realizar visitas a nuestros mayores y mantener conversaciones con ellos les alegrará el día.
  • Llévalos a colectivos o grupos: en la actualidad se organizan todo tipo de actividades para mayores y personas de la tercera edad.
  • Llámalos a alguna hora del día: Podemos pedirles que nos cuenten qué han hecho o cómo les ha ido el día, se sentirán mejor al hablar contigo.

Puede que en tu caso no dispongas de tiempo material en el día para realizar estas acciones. Porque tengas que cuidar de tus hijos pequeños, tengas horarios en el trabajo complicados, tu trabajo te ocupe casi todas las horas del día o no vivas cerca de sus casas. Si estos son cualquiera de tus problemas puedes confiar en nosotros.

En Ayuda a Domicilio en Burgos contamos con trabajadores con experiencia en el trabajo con personas de edad avanzada. Te enviaremos un cuidador a domicilio, capacitado para atender y acompañar a los adultos con movilidad reducida, para garantizar su bienestar. Ofrecemos un servicio de acompañamiento las 24 horas del día, para todos los días del año con una máxima profesionalidad.

 

 

 

 

 

¿Cómo controlar la medicación en personas mayores?

¿Cómo controlar la medicación en personas mayores?

Desde Ayuda a domicilio en Burgos, sabemos la importancia de un buen control, administración y seguimiento de la medicación. Esta acción es fundamental en el cuidado de mayores. A la hora de escoger a un cuidador, hay que tener en cuenta sus conocimientos, pero también saber las demandas de la familia que los solicita.

Cuando decidimos cuidar a un familiar de edad avanzada, una de las tareas más complicadas es el control de la medicación. Esto es debido a que no siempre es posible estar en contacto con ellos. A raíz de esto, se nos puede olvidar una toma o incluso sufrir un descuido y tomar doblemente la medicación. Este control de la medicación por parte de los familiares puede no ser efectivo si se equivocan.

¿Cómo controlar la medicación en personas mayores?

Podemos llevar a cabo distintas tareas o acciones que podemos realizar para controlar la medicación de las personas mayores. El primer consejo y el más importante, siempre que tengamos alguna duda tenemos que pedir ayudar al personal cualificado. Una vez que tengamos claro la medicación que tenemos que suministrar a lo largo de la semana, tan solo tenemos que tener un control. Sigue todos estos consejos:

Consejos para controlar medicación en personas mayores

• Ten siempre a mano una lista con todos los medicamentos: esta lista con toda la medicación, sus correspondientes dosis y frecuencia vendrá bien cuando no sepas qué suministrar.
• Utiliza un organizador de medicinas.
• Conocer los posibles efectos secundarios: esta acción es clave para saber cómo actuar ante una posible complicación.
• Ten una farmacia de referencia: es importante acudir siempre a la misma farmacia a por los medicamentos. Los farmacéuticos siempre te aportarán información específica de los medicamentos y además pueden aportarte alguna sugerencia o consejo.

Si adoptas todos estos consejos y sigues teniendo problemas con el suministro de medicamentos, puedes hablar con el médico. Algunos medicamentos pueden ajustarse y ingerirse en la misma hora. Ten en cuenta que no siempre es compatible, pero puede hacer más fácil controlar la medicación.

¿Por qué hay que controlar la medicación?

Existen varios factores por los que una persona mayor no quiera ingerir su medicación. El principal factor suele ser por miedo a los efectos secundarios. A veces la medicación puede provocar insomnio, cambio de estado de ánimo y dolencias puntuales. Otro factor importante suele ser un despiste o confusión. Muchas personas mayores suelen sufrir problemas de memoria o incluso cognitivos. Pueden encontrarse situaciones en la que no se acuerden o que incluso la hayan tomado y dupliquen la dosis. A veces, el paciente no entiende bien para qué sirve la medicación y puede no ingerirla porque considere que no es importante. Es importante conocer el formato adecuado de medicación, ya que a veces se producen problemas en la ingesta. Este es otro factor principal en el rechazo a la toma de medicamentos.

Si decides adoptar el papel de cuidador, ten en cuenta que hay que conocer cómo administrar la medicación. Ten en cuenta estos tips:

  • No pierda ningún fármaco.
  • Nunca puede ingerir la medicación o dosis de otra persona.
  • Nunca saltarse los horarios.
  • No se puede saltar una dosis de medicamentos.
  • Tira siempre los medicamentos caducados.
  • Guarda la medicación en un lugar seco.
  • Ante la duda, consulte al médico.

En ocasiones, son decenas los fármacos que hay que ingerir a lo largo de la semana. Estos los podemos encontrar en distintas formas de administración. Como píldoras, solución, jarabe, comprimidos, entre muchos otros. En Ayuda a Domicilio en Burgos contamos con trabajadores cualificados encargados del suministro y seguimiento de la medicación. Siempre que sea recetada por el médico u otro facultativo acreditado. Su bienestar es nuestro principal objetivo. Por ello, somos especialistas en el cuidado de personas mayores en Burgos.

Ayudas a la dependencia en Castilla y León

Ayudas a la dependencia en Castilla y León

El 14 de enero y el 15 de Junio del 2021 se publican una serie de modificaciones de la Orden FAM/6/2018 de 11 de enero, por la que se regulan las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia en Castilla y León. Desde Ayuda Domicilio Burgos te explicamos todo lo que tienes que saber para estar al día en ayudas a la dependencia.

¿Qué grados de dependencia existen?

Para determinar el grado de dependencia se realiza una valoración al solicitante de la ayuda, dando como resultado tres niveles distintos:

  • Grado I: necesita apoyo al menos una vez al día para realizar actividades básicas o tiene necesidades de apoyo intermitente.

  • Grado II: necesita ayuda para realizar varias actividades básicas dos o tres veces al día.

  • Grado III: necesita ayuda varias veces al día o por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona.

¿Qué tipo de ayudas a la dependencia puedo solicitar?

  • Servicio de atención para favorecer la autonomía personal y/o atender las necesidades de las personas con dificultades para realizar las actividades básicas de la vida diaria.

  • Prestación económica, existen diferentes prestaciones dependiendo de su fin:

    • Financiar el coste de un servicio de un centro o entidad privada cuando no sea posible el acceso a un servicio público o concertado (PEVS).

    • Financiar el contrato de una asistencia personal, que facilite el acceso tanto a la educación o al trabajo, como a una vida más autónoma (PEAP).

    • Contribuir a los gastos derivados de la atención a la persona en situación de dependencia en su domicilio (PECEF).

¿En qué plazo se hace efectiva mi prestación?

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre predice el reconocimiento de las prestaciones en un plazo de seis meses. Castilla y León ahora reduce este plazo a dos meses para las solicitudes de valoración inicial o de revisión de grado presentadas a partir del 1 de julio de 2021.

¿Cuántas horas incluye el servicio de atención?

Otra de las novedades que trae la última modificación de la Orden por parte de Castilla y León es la ampliación de las horas o la intensidad del servicio de ayuda a domicilio.

Para una dependencia moderada o de Grado I, que hasta ahora cubría 20 horas mensuales, se aumenta a 15-29 horas mensuales.

Para el Grado II pasan de 21-45 horas a 30-54 horas mensuales.

En casos de gran dependencia o Grado III los intervalos de intensidad incrementan de 46-70 horas mensuales a 55-90 horas mensuales.

¿Cuáles son las cuantías de las prestaciones económicas de dependencia?

Con las modificaciones de ayudas a la dependencia también se amplían las cuantías máximas para los tres tipos de prestaciones económicas.

  • Prestación Económica Vinculada a Servicios (PEVS) y Prestación Económica de Asistencia Personal (PEAP)

En el caso de estas dos prestaciones se aumenta la cuantía máxima de un 20% superior a la estatal a un 30% para los grados de dependencia I y III, pasando de un 75% a un 80% superior a la estatal en los casos de dependencia grado II.

CUANTÍA MÁXIMA ESTATAL

CASTILLA Y LEÓN 2020

CASTILLA Y LEÓN 2021

Grado I

300,00 €

360,00 €

390,00 €

Grado II

426,12 €

745,71 €

767,02 €

Grado III

715,07 €

858,08 €

929,59 €

  • Prestación Económica de Cuidados en el Entorno Familiar (PECEF)

Para este tipo de prestación las cuantías aumentan un 5% sobre la máxima estatal. En el caso de las personas que no reciben el máximo también se incrementa, como mínimo, ese 5%.

CUANTÍA MÁXIMA ESTATAL

CASTILLA Y LEÓN 2020

CASTILLA Y LEÓN 2021

Grado I

153,00 €

153,00 €

160,65 €

Grado II

268,79 €

268,79 €

282,23 €

Grado III

387,64 €

387,64 €

407,02 €

Si tienes cualquier otra duda desde Ayuda Domicilio Burgos estaremos encantados de ayudarte.

¿Qué es una silla salvaescalera?

¿Qué es una silla salvaescalera?

Una silla salvaescalera (sillas para subir escaleras personas mayores) es un sistema elevador que nos permite subir o bajar escaleras. Este sistema destinado a personas de edad avanzada o con problemas de movilidad, mediante una guía, permite desplazarnos a través de una silla mecanizada. Las sillas salvaescaleras son aptas para viviendas, bloques de vivienda, espacios públicos… Asimismo, solo pueden transportar a una persona durante el trayecto.

Elementos de una silla salvaescalera

Una silla salvaescalera cuenta con una serie de componentes importantes para su correcto funcionamiento:

  • Silla: tenemos diferentes modelos y tamaños. Son adaptables a todo tipo de usuarios.
  • Carril o guía: sirve para guiar el recorrido de la silla. Se fabrica a medida para que sea totalmente adaptada a la escalera.
  • Carril retráctil: si la vivienda cuenta con poco espacio al final de la escalera se realiza una instalación retráctil.
  • Motor: impulsa la silla para que realice su recorrido. Se encuentra situada en la parte inferior.
  • Controlador de velocidad: asegura que la silla cumpla con la velocidad deseada por el usuario.
  • Mandos: pueden ser a distancia o instalarse en la pared.
  • Llave de bloqueo: llave de accionamiento situada en el brazo de la silla.

Características de las sillas salvaescaleras

Existen sillas salvaescaleras de uno o dos raíles. Las dos opciones son igual de seguras y fiables. Estas son las principales características:

  • Pueden ser instaladas tanto en interior como en exterior.
  • Pueden instalarse en uno o varios tramos de escalera. Estos pueden ser rectos o curvos.
  • Cuentan con un funcionamiento muy intuitivo y fácil. Es el usuario el que decide en todo momento cuándo subir o bajar.
  • Ocupa muy poco espacio al ser plegable.
  • Presenta una estética y diseño muy cuidados.
  • Fácil instalación, no es necesario realizar obras para adecuarla a la superficie.

Las sillas salvaescaleras otorgan libertad y comodidad a las personas que tengan problemas de movilidad reducida. Podrán desplazarse por el interior de la vivienda o inmueble, e incluso para acceder a edificios. En Ayudas a domicilio en Burgos tenemos un amplio catálogo de modelos adaptables a cualquier necesidad.

Diferencias entre silla salvaescalera y plataforma

La principal diferencia reside en el uso de silla de ruedas. Por un lado, la silla salvaescalera se desplaza a través de una guía instalada en la pared o suelo. Esta guía va incorporada a la silla. Una persona mayor o con problemas de movilidad reducida puede estar sentada y subir o bajar escaleras pulsando un botón. Por otro lado, la plataforma salvaescalera es un elevador destinado para las personas que usen silla de ruedas. Para utilizar la plataforma, tan solo tendrá que colocarse encima de esta con su propia silla.

Nuestras sillas salvaescaleras cuentan con su propio arnés o cinturón, garantizando que todos los traslados sean seguros para el usuario. Desde Ayudas a Domicilio en Burgos sabemos que la calidad de vida es clave para nuestro bienestar. Esta ayuda estaba solo diseñada para las personas de movilidad reducida, pero con los años se ha convertido en una necesidad general. Las sillas salvaescaleras son muy habituales en los espacios con escaleras para que todo el mundo pueda acceder sin que influya sus capacidades.

Las sillas salvaescaleras pueden ser instaladas en la gran mayoría de escaleras. Independientemente de si son cortas, largas, estrechas, anchas… El funcionamiento de nuestras sillas es sencillo y sobretodo muy intuitivo. Asimismo, tienen paradas y arranques muy suaves y progresivos. Funciona a una velocidad que no supone ningún riesgo, garantizando así un uso totalmente homologado.

Cualquier persona, puede utilizar una silla salvaescalera sin importar la edad o limitaciones físicas. Cada año aumenta la solicitud de instalación de sillas salvaescaleras. Debido a su fácil instalación junto a su fácil uso, es el perfecto aliado para subir o bajar escaleras sin dificultad.